Los Diseñadores de Interiores somos quienes hacemos que las casas luzcan espectaculares de manera profesional, con Ideas y trucos pensados desde nuestra preparación técnica y nuestra experiencia.

Y claro, en la era de la comunicación digital, muchos piensan que cualquiera con una Revista Living en la Mano y el Pinterest en el celular, puede hacer exactamente lo mismo y ahorrar dinero.

El mito del coste alto de un Servicio Profesional, al que solo unos pocos privilegiados pueden acceder, es ÉSO, un mito.

Ojo, no estoy diciendo que el buen gusto natural no los lleve a buen puerto, sino que hay temas muy puntuales que siempre tendrán mejores resoluciones con una mano experta.

A veces solo hay que ir a conversar con el cliente, y sugerir una redistribución de mobiliario y un poco de pintura, y Voilá.

Otras hay que aclarar dudas de si se puede unir el living a la cocina tirando una pared. Y les cuento que SI, que los Diseñadores de Interiores tenemos conocimientos de construcción y podemos asesorarlos eficazmente.

Luego por cada gremio, nosotros tenemos nuestros profesionales de confianza para ejecutar nuestras ideas previas.

Sabemos plantear el diseño de una instalación eléctrica nueva, y deducir si la instalación actual está bien hecha. Lo que sería una locura es que yo o ustedes hagamos el cableado SOLOS.

El mejor equipo es el del cliente y el profesional convocado. Eso aplica tanto para Diseñador de Interiores / Cliente, como para Diseñador / Carpintero. Hay que saber delegar. Cada Maestro con su Libro.

Si ustedes como Clientes saben lo que les gusta y ya arrancaron con algo en el espacio, a mí me allanan el camino para optimizar los resultados.

Un buen Diseñador de Interiores puede prever en el presupuesto las numerosas contingencias que pueden surgir y se adelanta a los imprevistos.

No somos videntes, y cada obra en un 60% de los casos trae alguna sorpresa. Por eso en nuestra formación académica también vemos materias apuntadas a lo sociológico y psicológico, para poder acompañarlos en el proceso desde lo humano.

Como dije antes, el trabajo puede ser complejo o no. Se puede hacer desde reformas básicas hasta integrales, para luego pasar al proyecto de interiorismo: distribuir, amueblar y decorar.

El cliente, si así lo quisiera, no se tiene que encargar de absolutamente nada; el Diseñador de Interiores se ocupa de la dirección, la ejecución y la administración de los recursos.

Otras veces, el cliente quiere participar y debemos ayudarlo a que lo que haga, sea para el bien de la Obra.

Saber dónde y qué comprar, desde pisos hasta muebles, es responsabilidad principal del Diseñador, y podemos acompañar al cliente a elegir todo.

 

La Pregunta del Millón, Cuanto sale contratar el Servicio del Diseñador de Interiores?

 

El precio varía dependiendo del servicio, ya que cada proyecto es diferente y cada Diseñador según su perfil y trayectoria puede cobrar un fee especial con respecto a otro por el mismo trabajo.

Lo que es importante es cerrar un presupuesto al principio para no llevarse sustos innecesarios a medida que se desarrolla el proyecto. Este Valor debe detallar el valor que le da el Diseñador a su trabajo Individual, sea por hora o por trabajo terminado, y él o los valores de materiales y gremios a convocar.

Siempre es bueno, destinar una parte del dinero como ‘fondo de contingencias’, por si hay sorpresas. No es inusual cuando por ejemplo, se remodela una casa antigua, que parte o la totalidad de la instalación de aguas deba rehacerse. Cuando rompamos pisos/paredes puede aparecer ‘algo’ que se lleve más dinero de lo previsto, y ahí viene de maravillas ese dinero extra.

Para establecer un presupuesto realizable, lo primero que debe saber el cliente es cuánto quiere/puede gastar.

Transmitir una cifra realista de gasto es el principio de un buen trabajo porque el Diseñador deberá adaptar, en la medida de las posibilidades, la obra y los materiales al mismo.

Un presupuesto de obra Integral debe estar minuciosamente detallado, así, el costo final no debería suponer más de un 10% por encima de lo inicialmente presupuestado.

Para los que vivimos en Argentina, los picos de la cotización del dólar nos pueden dar bastantes dolores de cabeza.

NUNCA la idea del Diseñador de Interiores es que la Obra termine siendo larga y costosa. Y SIEMPRE velamos por los intereses del Cliente.

Dado el control de gastos y plazos, la previsión y la reducción de imprevistos técnicos y económicos, contratar un Diseñador de Interiores supone un ahorro en el total del coste de la Obra. Contrariamente con la Idea de 'ahorro' de llevarlo a cabo ustedes mismos.

Pueden ver y adquirir mediante esta web en la sección Servicios, las distintas opciones en Diseño de Interiores que brindo.

Cualquier duda o consulta, escríbanme.

Sabrina Gillio

Head Designer OOST